¿Con qué color te identificas?

30.11.2013 21:07

 

    Viene el invierno, una época triste, de nuevas rutinas, nos acomodamos en casa o en lugares cerrados para resguardarnos del frío. Salimos a la calle y vemos colores apagados, todo es gris, las hojas están caídas en el suelo y los árboles están desnudos, sin color y todo parece más triste que la estación anterior.

Los días son cada vez son más tristes y tenemos más frío, intentamos abrigarnos para estar calentitos. Los árboles se desvisten de sus hojas y nosotros nos vestimos para tapar nuestra piel y ahora somos nosotros lo que estamos vestidos de colores apagados, como las hojas que colgaban de los árboles.

De esta manera terminamos acompañando al tiempo y acabamos vestidos con los mismos colores que nos encontramos en la calle, de las ramas desnudas y acabamos  transmitimos lo mismo que el tiempo nos quiere trasmitir a nosotros.

 

    Es una época de tranquilidad, de hibernar en casa, de empezar una nueva rutina y nosotros nos acomodamos a ello. Dejamos que el tiempo nos maneje según sus necesidades, si llueve nos quedamos en casa, si hace frío huimos de él, y todo ello influye en nuestro estado de ánimo.

Intercambiamos emociones con el tiempo, nos transmite emociones tristes, sentimientos de vacío, y no sabemos a veces que hacer para disfrutar del día a día porque en la calle hace mucho frío.

En uno de mis pequeñas anotaciones, os decía que en el invierno se producían más casos de depresión que en cualquier otra época y todo ello por todo lo que anteriormente os he ido nombrando de una forma metafórica.

     El invierno entristece, hace frío y nos adormece, no estamos tan dinámicos como en verano, como se suele decir, la primavera la sangre altera, y la verdad que tiene su sentido, cada época del año nos produce unos efectos diferentes y éste, en el que ahora nos adentramos, nos crea apatía, melancolía, tristeza y más con la Navidad a un paso. Son épocas en las que nos acordamos de los seres queridos que ya no se encuentran entre nosotros, es una época familiar y siempre crea un sentimiento de vacío ya sea por un mal momento que hayamos pasado o puede que estemos pasando.

    Nuestro estado de ánimo se acomoda y nos dejamos llevar por esos sentimientos y emociones que nos trasmite el frío, nos alejamos más de las personas, no nos comunicamos tanto, nos quedamos más en casa sin salir, no nos relacionamos como lo podemos hacer en otra estación del año en la que se nos apetece mucho más el contacto directo con las personas.

    Si reflexionamos sobre el tiempo que nos rodea ahora mismo y el tiempo que nos envuelve en verano, ¿cuál es la diferencia? Pues solo es el tiempo que hace, así pues, podemos buscar otras alternativas que nos alegren, sentirnos ágiles, sentir que seguimos el mismo ritmo que la estación anterior sin que nos provoque malestar y tristeza.

    Los colores que utilizamos para vestirnos dicen mucho sobre nuestro estado de ánimo, vemos una relación entre invierno - colores apagados - tristeza. Esto es un procedimiento en línea, es decir un estímulo provoca uno, y sucesivamente vienen los demás, asociamos los colores con las épocas estacionales.

 

    ¿Y si lo hiciéramos al revés? ¿Por qué no utilizamos los colores para estar alegres? ¿Por qué no compensamos con los colores lo que el invierno nos quita? Podemos manipular nuestro estado de ánimo así como nos dé la gana, la cuestión es saber que podemos hacer para conseguirlo. Cuántas veces habremos ido a una tienda en invierno y no nos hemos comprado alguna prenda porque tenía un color demasidado llamativo  y decimos: Cómo me voy a poner eso? voy a destacar entre todos los demás.

    Ahí vemos perfectamente que todos los seres humanos por inercia, por costumbres, determinamos cuáles son los colores adecuados para cada estación del año.

Está comprobado que los colores ejercen una influencia directa en nuestras emociones, cada color como ya sabemos nos trasmite diferentes sentimientos como podemos ver en la siguiente foto:

 

 

Si no somos capaces de estar más alegres cambiando actitudes, vamos a intentar estar más alegres poniendo color en nuestras vidas.

Pon un toque de color en tu ropa, en tus labios, pon un toque de color en cualquier complemento que te caracterice, que los demás noten que hoy estás más alegre, que hay algo que ha cambiado en tí.

 

    Como siempre comento, todo es una cadena, si te atreves a dar un pequeño cambio por muy poco que sea, a veces el cambio más insignificativo, menos importante, te puede soprender. Es necesario renovarse, sentirse guapa o guapo, mímate, pon alegría en tu cara así que complementa tu gran sonrisa con colores. 

    Si estás pasando un mal momento, estas decaída, triste, no sabes que hacer para alegrarte, has caído en una rutina, te parecerá mentira pero vestirte con prendas de color, si eres mujer pintarte los labios de color rojo, aprovechando que hoy también es moda, puede ayudarte a verte más guapa.

    

    Quizás todo esto suene demasiado superficial, ya que debemos tener en cuenta de que lo que importa es la personalidad de la persona, el estado de ánimo y cómo te sientas por dentro, nos estamos centrando en el exterior pero es simplemente un medio que podemos utlizar para sentirnos mejor y ganar seguridad y autoestima. Es un instrumento que puede ayudarnos a sentirnos mejor por dentro, si nos cuidamos, si nos mimamos, si nos ponemos guapos, si nos vestimo bien, puede ayudar a darnos seguridad a la hora de enfrentarnos en nuestro día a día con las personas de nuestro alrededor por lo que es importante cuidarse, no por ser mejor o ser más guapo que otra persona sino por sentirnos nosotros mismos mejor por dentro.

 

    Tenemos que tener muy claro que todas las emociones, todos los estímulos que se encuentran a nuestro alrededor nos influyen de manera directa y con mayoría de forma indirecta. No nos damos cuenta de que todo nos influye, de que quizás un día estamos triste y no sabemos el por qué, pero esto es porque no somos conscientes de lo que ocurre a nuestro alrededor y no hacemos nada.

    Cuidándonos exteriormente y así, sentirnos mejor por dentro, puede ayudar a prevenir que las consecuencias negativos de las circunstancias que nos suceden nos influyan. A lo mejor no es un camino directo a la solución de nuestro estado de ánimo, de si un día nos va mejor o peor, quizás simplemente sea un punto positivo para estar mejor, pero ya es el comienzo de algo que incluso puede que no sepamos pero habremos colaborado a ser más felices.

 

¿Con qué color te identificas?

 

    En este mismo apartado os dejo una subpestaña en la que podréis comprobar si os sentíis más atraídos, os llama más la atención, os transmite más alegría, paz, felicidad, diferentes fotografías ya que a veces con unas simples palabras no es suficiente y las imágenes pueden llegar a explicar lo que aquí os he querido decir.

 

 

muchas gracias por prestarme un poquito de vuestro tiempo.