Introducción

02.12.2013 20:05

A veces simplemente necesitamos el apoyo de alguien para poder seguir adelante o estar bien, pero tenemos que tener en cuenta que antes de eso y otras muchas cosas necesitamos entendernos a nosotros mismos para poder expresar lo que queremos, ya que si no es así será imposible que alguien nos ayude o nos entienda.

 

Debemos expresar con palabras y gestos lo que sentimos o lo que deseamos en un momento en concreto, si nosotros no sabemos ni lo que necesitamos, ¿cómo queremos pretender que los demás nos entiendan o nos ayuden en nuestros problemas? No es necesario tener claro lo que se quiere, a veces con una simple conversación sin intención de solucionar nada, nos lleva a plantearnos nuevos caminos ya que tenemos otro punto de vista y con ello posibles visiones distintas a la nuestra.

 

No pienses que tus problemas les pesan a los demás, que puede ser un obstáculo innesario para las personas cercanas a nosotros, es todo lo contrario te lo aseguro. Contar a los demás lo que nos pasa, quita el 80% del peso que sentíamos y sin haber solucionado aún nada más. 

Posiblemente además de quitarnos ese peso, no nos damos cuenta de que nuestra actitud con los demás también cambia. Cuando estamos preocupados por algo, nos encontramos irritables, aguantamos menos las cosas que nos rodean, somos más impertinentes, irascibles y menos amables de lo que seríamos si no estuviéramos cargando todo ese peso nosotros/as solos/as.

 

Por lo que nuestros problemas también estarían afectando a los demás de manera indirecta pero de una forma muy incómoda y desagradable, además de que no sabrían lo que nos pasa y podríamos provocar confusiones aún peores de lo que realmente es.

Cómo veis, se convierte en una cadena que nosotros mismos podemos romper cuando queramos. Seguramente os hayáis enfrentado ya a situaciones así, en la que en algunos casos lo hayáis solucionado solos/as y en otras contando con la ayuda o la escucha de alguien. Pensad y valorad ahora que ya eso pasó, de qué manera lo sobrellavasteis mejor.

 

Así que Motívate a dar siempre el paso cuando sientas que lo necesitas, a veces no podrás superarlo solo y eso no significa que seas menos, a veces es necesario buscar ayuda para solucionar tus problemas, a menudo simplemente basta con otra alternativa u otra idea y zas! ya tienes todo en tus manos para salir adelante.

 

Motívate a dar el paso. Yo también estoy en ello :)